miércoles, 11 de enero de 2012

DIDÁCTICA DE LA ANATOMÍA ARTÍSTICA: DEL DIBUJO BIDIMENSIONAL A LA RÉPLICA Y MODELOS ANATÓMICOS. UNA REFLEXIÓN HISTÓRICA E INNOVADORA.


DIDÁCTICA DE LA ANATOMÍA ARTÍSTICA: DEL DIBUJO BIDIMENSIONAL A LA RÉPLICA Y MODELOS ANATÓMICOS. UNA REFLEXIÓN HISTÓRICA E INNOVADORA.

AUTOR: ANTONIO BAUTISTA DURÁN.
PROF. DR. DE "MORFOLOGÍA GENERAL Y ANATOMÍA APLICADA".
FACULTAD DE BELLAS ARTES, DEPARTAMENTO DE DIBUJO.


ÍNDICE
1.Video-Presentación
2.Qué es Anatomía
3.Reflexiones históricas
4.Innovación y Abstract
5.Necesidad y Justificación
6.Precedentes
7.Metodología
8.Discusión
9.Modelo desollado
10.Modelo Femenino
11.Notas y Bibliografía
12.Página del Autor

I.S.B.N.:95454-17-3
Publicación multimedia realizada íntegramente por el autor para uso docente e investigador
Mayo del 2000



Mayo del 2000.
Dep. Leg. CO-697-2000


QUÉ ES ANATOMÍA. REFLEXIONES DE UN APRENDIZAJE.


"Nada puede frenar la imaginación y la creatividad más que el desconocimiento o la falta de curiosidad"

Recuerdo al ver estas fotos rescatadas del pasado, aquellos momentos en los que los alumnos subíamos a los tejados de la Facultad buscando el punto más alto, o recorría con mis compañeros los rincones más recónditos, y nos aprendíamos el edificio de memoria entre clase y clase. Todos los que hemos sido alumnos de Bellas Artes, en general toda persona con inquietudes artísticas, comparten esta particular curiosidad casi aventurera de ver y observar todo lo que nos rodea, para compartir el descubrimiento de lo nuevo. Quién nos iba a decir entonces que esa curiosidad nos iba a llevar un día a la docencia, a la inovación, y menos aún a una presentación digital de este tipo. ¿Qué puede depararnos el futuro?. Cualquier cosa que imaginemos puede quedarse pequeña.

Después de esta mínima presentación espontánea "desde los orígenes" de mi vocación, y habida cuenta de que he incluido en este trabajo una página personal, pasemos a los contenidos. Mi proyecto de innovación educativa premiado en 1998, y denominado "Replica Anatómica de Disecciones para la Enseñanza", comienza en realidad a gestarse mucho antes con las primeras inquietudes de un adolescente al que le apasiona dibujar la figura humana, y que pretende acceder para su estudio a toda la información disponible.

Tras conseguir matrícula de honor el primer año en dibujo de estatua, tenía la impaciencia de pasar al dibujo del modelo vivo, que por fin se estudiaba el segundo año; guardaba desde los 13 años una carpeta de anatomía con mis primeros apuntes inspirados en el admirado Jeno Barcsay. Por fin llega la hora de estudiar en la clase de Anatomía de la Facultad de Bellas Artes.
Dibujo de Jeno Barcsay

Anatomía Artística de Barcsay, profesor de la Escuela Superior de Bellas Artes de Budapest, y autor de uno de los libros que mejor muestran los intereses artísticos de la Anatomía

Recuerdo perfectamente la sobrecogedora sensación del primer día de clase con modelo en vivo, totalmente diferente a la del dibujo de estatua del primer curso, y que ahora como profesor observo y comparo con la misma que mis alumnos sienten: se percibe en el aula que se están enfrentando a algo nuevo y más complejo, donde no todo es medir y ajustar proporciones; los planteamientos de dibujo con el modelo masculino o femenino desnudo son totalmente diferentes a los que cualquier alumno ha tenido anteriormente el primer año de carrera, porque en el segundo curso el modelo ya no permanece tan inerte ni tiene el color blanco de la estatua, ni se perciben sus formas con la misma precisión que los volúmenes geométricos de la escayola.

Y suele ser habitual que los primeros días de clase de Anatomía los alumnos dibujen el natural "amarrándolo" como a la estatua o recriminen al modelo para que no se mueva, a que no se salga del dibujo, algo imposible del todo para cualquier ser vivo, cuya característica principal es el cambio y la respiración; por todo ello mis primeros objetivos docentes suelen consistir en aconsejar a mis alumnos, desde la experiencia, un cambio de mentalidad hacia el modelo vivo, advirtiendo que estudiar Anatomía va a permitir analizar la dinámica de "lo que no se ve", hasta el punto de llegar a estar capacitados para confiar más en este tipo de análisis oculto a los ojos, que en la misma "ciega" percepción visual externa que sólo observa la superficie de la piel estáticamente. Ni que decir tiene las caras que me ponen, porque se suele pensar que estudiar Anatomía sólo sirve para dibujar los músculos y los huesos en un instante muerto, para dibujarlos como a la estatua, y no se habla de la Anatomía como capacidad reflexiva de análisis de la vida. He aquí entonces las magníficas palabras de nuestro admirado Barcsay:

"Como quiera que las fotografías no nos darían a este respecto más que soluciones imperfectas, por la sencilla razón de que sólo representan los objetos tal como se ven, hemos preferido utilizar (...) las ilustraciones anatómicas dibujadas, ya que su principal misión es la de subrayar los rasgos característicos y esenciales" (BARCSAY, 1968, p. 10)

Creo que igual que como todos hemos hecho, todo estudiante se plantea seriamente estas sensaciones o necesidades de comprender para qué sirve una asignatura y cómo debe aplicarla dentro del contexto de la carrera, a la que los profesores no debemos eludir respuesta, dando por bien empleadas las veces que haya que volver a aclararlo. Las preguntas, siempre son equivalentes: ¿Qué es Anatomía?. ¿Es una Anatomía especial o es la misma que estudia el médico?. ¿Es útil para el resto de asignaturas?. ¿Cómo se estudia?. ¿Para qué me va a servir como artista?.


El esfuerzo que debe desarrollar un alumno durante un curso en esta asignatura es considerable, y es fundamental mostrarle las razones que le dan sentido

Prácticamente las aulas de Anatomía siguen igual, algo más pequeñas, con las mismas bancas y tarimas donde posan los modelos, de igual forma que posaban en las antiguas academias; con la diferencia de que el calefactor eléctrico sustituye hoy a las antiguas estufas de leña. Sin embargo, el concepto de esta enseñanza es hoy diferente al de principios del siglo pasado, como lo fue ese concepto del de otras épocas.

¿Acaso dibujar huesos y músculos no debe ser siempre igual?. ¿No es la realidad morfológica del hombre la misma, hoy o ayer?.

La respuesta negativa la tenemos en las apreciables diferencias que podemos encontrar entre las representaciones artísticas de la anatomía humana, durante toda la historia. Por supuesto, no siempre ha existido conocimiento anatómico, pero con conocimiento o sin el, el arte siempre representa de forma característica esa anatomía corporal, y el artista suele representar más la anatomía de su sociedad o de sus intenciones que la anatomía característica del propio sujeto, que en principio es su "modelo". Tal vez ningún artista haya representado todavía a la figura como en realidad es, y por ello los cuerpos femeninos de Rubens, son de Rubens y no han existido nunca en otro lugar más que en sus cuadros, o las figuras egipcias nos parecen más extraterrestres que humanas.

Esto lo explica que la historia artística de la anatomía física humana es también, y sobretodo, una historia de la anatomía del alma: Cuerpo y alma nunca han estado tan disociados para el artista, como podrían estarlo tal vez para el médico. El cuerpo es en realidad para el artista el lenguaje del alma, y el sentido último que mantiene viva hoy la Anatomía en Bellas Artes, sigue siendo expresar en las obras artísticas ese álito de vida mutable para convertirla en imperecedera.
Detalle del Laooconte

Si pretendiéramos que nuestras figuras carecieran de vida, esta enseñanza artística de la anatomía no tendría historia, o sus enérgicos momentos de luz no la habrían rescatado de las sombras. Estudiar la Anatomía para sólo dibujar huesos y músculos con visión radiográfica, sin tener en cuenta la aplicación a la representación de la vida y el resto de planteamientos artísticos como pueden ser la expresividad, el espacio, la atmósfera, la luz, las características vitales, etc., es como estudiar fríamente el reglamento de un juego para quedarnos en él y no llevarlo a la práctica. Lo verdaderamente importante de esta enseñanza es su aplicación artística al desarrollar la capacidad de relacionar los elementos del cuerpo entre sí, con acciones y emociones, y de ahí que el nombre de nuestra asignatura intente delimitar esta amplia finalidad de la misma: "Morfología General y Anatomía Aplicada" (aplicada al Arte, a la expresión de la Vida).

Los misterios de la forma y estructura del cuerpo humano siguen siendo hoy motivo de inspiración artística. Lo que cambia es el papel mítico, simbólico o alegórico que una sociedad da a este cuerpo, para usar la obra de arte figurativa con mayor o menor valor comunicativo de ideas e intenciones.

En épocas muy jerarquizadas donde la imagen del hombre representaba al máximo status social, al héroe o al dios, con un fundamental valor comunicativo, la anatomía se convertía en un canon rígido que obligaba al artífice a representar durante tres milenios la forma humana de la misma manera, como en el canon egipcio, donde existe el máximo control que incluso llega a predeterminar el resultado final. La obra existía antes de ser hecha. Por el contrario, en épocas menos jerarquizadas es el estilo creativo del artista el que se abre paso, permitiendo diferenciarse del resto de representaciones con su particular visión del modelo, para manifestar el logro de su libertad de expresión: Modigliani, Gaugin, Picasso, Dalí, Botero... En menos de un siglo se ha representado la anatomía en el Arte de forma más diversa que durante toda la historia de la humanidad.

Pero ya sea dentro de los largos periodos de los famosos cánones, egipcio, clásico o medieval, o dentro de la formación del estilo creativo, el artista de todas las épocas tuvo la necesidad de acercarse a conocer qué había dentro de la envoltura de la piel, y qué tiraba de ella para producir algún gesto sorprendente; porque podría interpretar mejor este gesto con conocimiento de estas causas: La belleza y expresión del cuerpo no se deben sólo a los caracteres de su superficie, a la envoltura, sino a la complejidad de todo el organismo físico y espiritual que hay dentro, que en definitiva producen ese resultado físico y anímico. Como cualquier científico, el artista no se limita a imitar los accidentes superficiales sin conocer las causas profundas, sino que pretende conocer las causas para precisamente conseguir predecir los resultados; tras lo cual la dependencia visual del "modelo" deja protagonismo a la percepción intelectual anatómica, para que la imaginación creativa ya no tome al modelo al pie de la letra, sino que lo reorganice y articule desde sus estructuras fundamentales mediante una intención o intuición característica de un canon o de un estilo. Al final el artista pretende como el científico conocer la realidad, pero para trascenderla. No sólo pretende llegar a ella, sino superarla.

Por todo ello, esta enseñanza de la Anatomía siempre ha gozado de un valor iniciático, ha servido para reivindicar la ciencia del Arte, y junto a las leyes del espacio, geometría y perspectiva, se ha constituido en la base más científica del Arte. La formación en los talleres y academias en el dibujo anatómico ha ayudado a la valoración social del artista, que además se atrevía a indagar directamente el mismo cuerpo natural abriéndolo para su estudio. El maestro guía en esta enseñanza al pupilo aconsejando qué modelos debe tomar y qué estrategia debe seguir:

"Así te digo a ti, que por naturaleza tiendes a este arte, que si pretendes conocer con verdad las formas de las cosas habrás de comenzar por sus partes más simples y no correr a una segunda (forma) sin tener antes la primera bien prendida en la memoria y en la práctica. Si obraras de otra suerte perderías el tiempo o harto dilatarías el estudio. Y recuerda que has de adquirir antes diligencia que presteza" (DA VINCI, 1976, P. 355).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada